Screen Shot 2018-06-12 at 5.04.41 PM

Por Adamar González, MD

 

La naturaleza siempre ha tenido un papel protagónico en el bienestar de los seres humanos que habitan el planeta, además de servir como alimento se convierte en una importante fuente medicinal. Las plantas poseen compuestos orgánicos creados para protegerse de sus agresores, mantenerse libres de ataques por hongos, virus o bacterias y atraer a sus presas. La ciencia ha demostrado que estas sustancias naturales presentan grandes ven- tajas para la salud del ser humano, si se producen de una manera orgánica y bajo un proceso de destilado de alta calidad. Se conocen como aceites escenciales y cada día aumentan su valor como tratamientos alternativos para el bienestar holístico de muchos pacientes, por sus grandes efectos terapeúticos. Estos aceites, son compuestos líquidos volátiles provenientes de las plantas, semillas, tallos, raíces o frutas que se extraen a través de un proceso de destilación de alta calidad que permite preservar un valor de purificación y efectos curativos. El cuerpo absorbe sus propiedades a través de los sentidos, ya sea por el olfato (aromaterapia) o el tacto y dependiendo de la marca del producto y la pureza del aceite puede ser ingerido (bajo supervisión) para lograr mayores beneficios.

 

Las reinas de los faraones egipcios utilizaban los aceites esenciales como parte de su ritual estético. En la China como remedio natural para curar y crear un ambiente mucho mas espiritual y en Grecia antes de Cristo para la creación de perfumes y sedativos de los dioses. Incluso en el Antiguo Testamento se hace referencia a los aceites para purificar los cuerpos antes de ingresar al reino de los cielos.

 

Sus poderes son tan grandes, que en dos segundos el aroma llega al cerebro y ejerce su efecto, en dos minutos sus moléculas han recogido la mayoría de la corriente sanguínea y en 20 minutos han tocado cada célula del organismo. En nuestros programas de Health Revolutions MD, ofrecemos una base clínica nutricional, incorporando las propiedades de los aceites escenciales a través de la aromateriapia.