Cardiologo-Orlando-Health

Por Jorge Uribe, MD
Cardiologo Orlando Health
Heart Institute
jorge.uribe
@orlandohealth.com
407.492.6633

cardiovascular

La presencia de Diabetes confiere un incremento en el riesgo de enfermedad cardiovascular incluyendo infarto del miocardio, insuficiencia cardíaca, arterial periférica y cerebrovascular. Se calcula que un 68% de los individuos mayores de 65 años con diabetes, morirán por causa de esta condición. Según el estudio del corazón de Framingham, la incidencia de enfermedad coronaria en mujeres diabéticas se duplica y en hombres se triplica.

Así mismo, la severidad se incrementa cuando se es diabético, y se asocia a infartos más grandes, con un mayor riesgo de mortalidad.

Su incidencia en el corazón

El diagnóstico de diabetes se determina midiendo valores específicos de glucosa en plasma en ayunas mayores a 126mg/dl o valores mayores a 200mg/dl 2 horas después de la ingesta de 75g de glucosa oral. También se puede usar otra prueba llamada hemoglobina glicosilada (HbA1c) que mide el promedio de glucosa en la sangre en los últimos tres meses, un valor mayor de 6.5% es diagnóstico para diabetes mellitus.

La Diabetes causa enfermedad cardiovascular, porque acelera el proceso aterosclerótico. Esto sucede cuando los vasos sanguíneos, que se encargan de llevar oxígeno y nutrientes a todos los tejidos, acumulan placa de colesterol en sus paredes, restringiendo el flujo y
ocasionando daños en los órganos, como enfermedad coronaria o un accidente cerebrovascular.

La formación de placa es consecuencia del incremento en sangre de colesterol LDL, apolipoproteína B y triglicéridos, debido a la resistencia a la insulina encontrada en la Diabetes, la cual induce el daño de la pared interna de las arterias, llamada el endotelio. La
obstrucción se puede desarrollar en cualquier parte del sistema circulatorio; por ejemplo, si se obstruye el flujo sanguíneo a los riñones puede causar elevación de la presión arterial o insuficiencia renal, y en el caso de las piernas puede ocasionar dolor al caminar (claudicación) y úlceras que no sanan. Está demostrado que el daño a las arterias no solo es causado en quienes cumplen con los valores para diagnóstico de diabetes sino también en quienes tienen valores intermedios conocidos como intolerancia a la glucosa o prediabetes.

La Diabetes es una de las enfermedades crónicas más comunes. Se estima, que 415 millones de personas en el mundo la padecen, siendo más frecuente en hispanos, afroamericanos y nativos americanos.

Reduciendo los factores de riesgo

Es importante entender la relaciónentre la Diabetes y la enfermedad cardiovascular para poder modificar los factores de riesgo en pacientes con diabetes. Factores como la hipertensión, obesidad, colesterol elevado y diabetes deben ser tratados oportuna y agresivamente.

El manejo apropiado de los niveles de colesterol es una piedra angular para disminuir el riesgo. Las guías de manejo de la ACC/AHA recomiendan que todos los pacientes diabéticos deben tener cambios en su estilo de vida, y aquellos entre 40 y 75 años, deben comenzar tratamientos con medicamentos como las estatinas y otras opciones para disminuir el colesterol LDL a valores menores de 70mg/dL.

El manejo de la obesidad y la hipertensión también requieren cambios en el estilo de vida, como una mayor actividad física y buenos hábitos alimentarios. También se recomienda una dieta baja ensodio, suplemento de potasio, pérdida de peso y restricción en la ingesta de alcohol.

Aquellas personas con un diagnóstico establecido, que a pesar de todo no logran controlar sus niveles de glucosa, deben ser tratadas con medicamentos orales, insulina o una combinación de los dos. La elección del tratamiento depende de varios factores como la severidad en la elevación de la glucosa, otras enfermedades concomitantes y el aspecto socioeconómico.

Es de suma importancia entender que, aunque el doctor escoge el tratamiento óptimo según el caso, el paciente debe tener claro el manejo de los medicamentos y su nivel de glucosa, ya que
éste cambia constantemente durante el día, dependiendo de la ingesta de comidas y la actividad física.

Por último, siendo la Diabetes unfactor de riesgo mayor para enfermedadcardiovascular y accidente cerebrovascular, el uso de Aspirina a baja dosis puedetener efecto benéfico para prevenir estos eventos. No inicie Aspirina por su propia cuenta, la mejor forma de saber si es buen candidato es preguntándole a su
médico.