shutterstock_329164283

Existen muchos tipos de cáncer de pulmón y el tratamiento dependerá del estadio o cuán avanzado esté el cáncer

 

En Estados Unidos, el cáncer de pulmón es la causa principal de muerte por cáncer, tanto en los hombres como en las mujeres.

Sin embargo, podemos decir que ha habido progresos significativos en cuanto a tratamientos

para el cáncer de pulmón, específicamente, en los procedimientos quirúrgicos.

Aunque la cirugía de pulmón tradicional (toracotomía) es una compleja, que conlleva un mayor

grado de complicaciones y requiere de largo tiempo de recuperación, hoy día existen nuevos

métodos quirúrgicos que permiten que estas cirugías ya no tengan que ser tan invasivas.

Para tratar el cáncer de pulmón, en algunos casos se requiere de cirugía para extirpar todo el

pulmón o remover parte o una sección (lóbulo) completa de un pulmón.

 

Los nuevos métodos se conocen como cirugía torácica asistida por video (VATS) y Cirugía

Robótica. Durante esta operación se coloca una cámara de video diminuta ubicada en el extremo

de un tubo delgado y rígido que se inserta en el paciente a través de un pequeño corte en el lado

del tórax para que el cirujano pueda ver el interior del tórax y los pulmones en un monitor de

televisión. También se hacen cortes muy pequeños en la piel para insertar instrumentos de

microcirugía que permitirán al cirujano realizar la misma operación que se haría usando el

método abierto (toracotomía).

 

Con estos métodos examinamos los pulmones y el pecho en busca de anomalías, tomamos

muestras de tejido para biopsia y realizamos la cirugía pulmonar mínimamente invasiva.

Gracias a estos procedimientos mínimamente invasivos los pacientes tienen menos porcentaje de

mortalidad, menos dolor, menos complicaciones y una recuperación más rápida en comparación

con los procedimientos quirúrgicos tradicionales. Estos procedimientos son los más

recomendados para tratar tumores de pulmón en etapa temprana.

Para consultas llamar al 407-648-5384.

 

Los síntomas comunes del cáncer de pulmón incluyen:

 

  • Una tos que no desaparece y empeora con el tiempo
  • Dolor constante en el pecho
  • Tos con expectoración con sangre
  • Falta de aire, silbidos al respirar o ronquera
  • Problemas repetidos por neumonía o bronquitis
  • Inflamación del cuello y la cara
  • Pérdida del apetito o pérdida de peso
  • Fatiga

Por Luis Herrera, MD